UNA “INTERPRETACIÓN DE CONTRABANDO” SOBRE AUGUSTO SALAZAR BONDY

ptdc0342

El pasado 07 de octubre asistí a una ponencia titulada: “La violencia: ¿solución política de Augusto Salazar Bondy?” de Ricardo Licla Meza en un fórum de filosofía en la Universidad Nacional Federico Villarreal. Recogí algunos apuntes sobre ésta y ahora quiero realizar algunas críticas. En esta ponencia se afirmó que nuestro filósofo Augusto Salazar Bondy tuvo tres etapas políticas: a) la vía democrática, b) la vía golpista y c) la vía de la violencia. Desde ya, cuestiono esta división arbitraria, sin embargo me concentraré sólo en esta controvertida tercera etapa.

El ponente sostiene que en esta tercera etapa encontramos: “la vía de la violencia”, “la violencia revolucionaria” y “la revolución permanente” (¿Trosky?). Para ser exacto citaré la ponencia (que fue cedida gentilmente por él): “Consideramos que su alternativa política [la de Salazar] pasó por tres momentos sucesivos: la vía democrática, la vía golpista  y la vía violenta”… “en un tercer momento (vía violencia: la revolución permanente) propuso la necesidad de una auténtica violencia revolucionaria de carácter permanente hasta cancelar con toda forma de dominación.” 

La interpretación de Ricardo Licla tiene como fuente la obra Bartolomé o de la dominación (1974) de Salazar Bondy, que es un texto escrito en forma de diálogo platónico y gira en torno al concepto de “dominación”. Aquí encontramos a los personajes: Ginés de Sepúlveda (tesis de la inferioridad racial y la esclavitud), Bartolomé de Las Casas (Obispo defensor de indios), Don Diego (conquistador y colonizador), Franz (Franz Fanon, teórico del neocolonialismo y el racismo), Hatuey (indio rebelde) y Micaela Bastidas (esposa de Hatuey que critica el patriarcado). Para Licla, el personaje Hatuey representa la tercera etapa política de Salazar Bondy, pero veremos que no es así exactamente. Este personaje fue introducido por Salazar a raíz de su lectura de la Brevísima relación de la destrucción de las Indias (1552) del fraile dominico en mención. Hatuey fue un cacique del Caribe asesinado por su rebeldía por el español Diego de Velásquez. En el contexto de la obra de Salazar, Hatuey sería quien apele a la “lucha para eliminar la dominación”. Sabemos, además, que Salazar utilizó “transtemporalmente” a este personaje con citas de José Martí y el Che Guevara. Es decir, Hatuey no representa exactamente la propuesta política de Salazar, es un personaje que refleja, más bien, ideas, situaciones y personajes históricos.

Mi crítica a Ricardo Licla tiene como base el párrafo inicial de la obra Bartolomé o de la Dominación, donde se advierte que: “Estos diálogos indianos están escritos a manera de ejercicios ideológicos de tema libre. Sin embargo, su argumento es imaginario sólo en un sentido figurado. Me extrañaría que toda semejanza con ideas, textos, situaciones o personas de la vida real fuesen pura coincidencia”. Este párrafo inicial está presente en las tres ediciones: la primera en Argentina por la Editorial Ciencia Nueva en 1974, la segunda en 1977 por PEISA (con auspicio del Gobierno Revolucionario de Velasco); y la última por el Fondo Editorial de la Facultad de Letras de la UNMSM en 1995 (compilado por David Sobrevilla). Ricardo Licla no se percató entonces de este párrafo inicial y no comprendió que son “ejercicios ideológicos” y que es una expresión del contexto histórico-social y académico de los 60’ y 70’. Donde se discutía sobre: la teología de la liberación, el neocolonialismo, el Movimiento de Izquierda Revolucionaria (MIR), el racismo, la Revolución Cubana,  el feminismo, entre otros. Salazar Bondy, entonces, quiso expresar todo ello en esta obra.

bartolom-o-de-la-dominacinHay algunos datos e investigaciones para complementar mi posición. Por ejemplo, Leopoldo Chiappo, en el prólogo de la obra “Bartolomé…” de la editorial PEISA, menciona: “El encuentro entre estos personajes es al mismo tiempo histórico y transtemporal, concreto, puramente dialógico…Cada interlocutor representa una perspectiva del hombre y del mundo, una cultura, una mentalidad, una estructura de conciencia diferente y contrapuesta, o matizada”. También, la Dra. Adriana Arpini (Cuyo, Argentina) rastreó  varias citas literales usadas por Salazar Bondy y, por último, el Lic. Luis Felipe Rivera (UNMSM) que analizó a cada personaje de la obra y sus implicancias para una “teoría de la dominación” en su tesis “Dominación en Augusto Salazar Bondy: desarrollo y teorización” (2013).

Ahora bien, la postura política de Salazar Bondy la encontramos en su activismo en el Movimiento Social Progresista de los años 50’ y 60’ y también, de manera teórica, en su libro Entre Escila y Caribdis (tiene tres ediciones: 1969. 1973 y 1985), en el que sostiene su “socialismo humanista”. Además, en su libro Educación Cívica 4to Año de Secundaria (1970) menciona varios conceptos políticos, entre ellos el de “justicia social” y sostiene que éste debe estar basado en la “democracia integral”: a) política, donde el pueblo gobierne; b) social, donde no haya grupos dominantes ni marginados, y c) económica, donde la producción y la distribución de la riqueza sea en beneficio de la comunidad.  Como vemos, solo hemos mencionado algunos datos, pues falta realizar una investigación donde se examine con rigurosidad sobre este “socialismo humanista” desarrollado por Salazar Bondy. Esta es una tarea aún por realizar cuya fuente principal es el periódico Libertad, órgano de expresión del partido político del filósofo peruano.

En conclusión, la tercera etapa que menciona en su interpretación Ricardo Licla, es incorrecta e inexacta. Salta a la vista su falta de investigación e irresponsabilidad interpretativa que mezcla fetiches personales con trabajo académico. Ni siquiera tiene carácter de “tabú”, sino es una “interpretación de contrabando”. Licla ha llegado a sostener incluso que: “… tanto ASB como [Abimael] Guzmán admiten la violencia revolucionaria de carácter universal”, que “Salazar fue más radical que Abimael Guzmán” y que “si estaría vivo  hubiese ido al monte a tomar las armas”. Estas deshonestas comparaciones ocasionan desinterés investigativo sobre la obra de Salazar Bondy. Por eso, es necesario dar un ajuste a estas delirantes interpretaciones. Es decir, como diría Frans en la obra de Salazar: “Por lo que toca al combate de hoy, los dejo en la mejor de las formas, listos para seguir adelante hacia la liberación”.

img_20160822_0046

Una respuesta a “UNA “INTERPRETACIÓN DE CONTRABANDO” SOBRE AUGUSTO SALAZAR BONDY

  1. Hay tesis que han investigado poco, otras que han investigado lo suficiente. Pero hay otras cuyo único propósito es distorsionar lo pensado por otros. Muy buena respuesta a la seudo investigación que claramente busca distorsionar el pensamiento de quien es tal vez nuestro más importante filósofo y uno de los más importantes pensadores del Perú contemporáneo . El argumento de una supuesta defensa de la violencia por parte de ASB lindaría con lo risible de no ser porque se inscribe en un contexto de la ofensiva ideológica de la derecha en América latina contra todo pensamiento progresista. Salazar Bondy fue un pensador humanista y uno de los exponentes de la filosofía de la liberación cuya contribución en campos de la educación aún requiere ser reconocida con más amplitud y objetividad.
    En toda creación literaria y por ende en un diálogo filosófico los personajes ficticios adquieren vida propia y son invocados o creados para reflejar las contradicciones de un momento histórico. Para Salazar Bondy el tema central de la cultura peruana fue la dominación. Políticamente ASB se inscribió en el pensamiento social progresista de la época.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s